Individuales

Cuando concentramos nuestra atención en la realización de un objetivo determinado, en nuestro interior se genera una serie de cambios.
  • Las emociones viejas y tóxicas hacen sitio a las emociones más positivas y sanas.
  • Las estrategias de comportamiento nefastas tales como la autodestrucción, la victimización, plegarnos en nosotros mismos, actúan como trampas de nuestra mente evitando el cambio.
Cualquiera que sea el objetivo buscado, aparecen distintas y grandes oportunidades.

Poco a poco, comenzamos a reaccionar de otro modo a los acontecimientos. Nuestras nuevas percepciones nos ofrecen soluciones que hasta ese momento no conocíamos. Un efecto dominó se activa. Lo inaccesible se vuelve familiar. 

Si sus expectativas son altas, sus sueños son grandes, alineando todo su ser interior, usted se esta dando la oportunidad de liberarse de todos los tropiezos que lo limitan en varias esferas de su vida y de alcanzar la plenitud.